¿Qué aporta el Neurohumanismo?

Poder definir y clasificar comportamientos de naturaleza afectiva, basados en el funcionamiento neuronal, ayudaría a interpretar la realidad de las relaciones humanas. Vincula el funcionamiento neuronal con la conducta humana.

Esta aportación es un nuevo enfoque que robustece el método tradicional de investigación basado en el estudio de la “causa – efecto”.

Por ejemplo, al analizar una conducta humana, el “Principio de la conservación del afecto” indicaría a priori si su efecto es sostenible en el tiempo. A posteriori, las correlaciones que se desarrollarían con la modelización e inferencia estadística tendrían un valor restringido a unas condiciones de contorno o un carácter más universal.

Así, en psicología, sociología, teoría económica, etc., ayudaría a mejorar lo que es un grupo de control de otro a investigar, pues el neurohumanismo relaciona un funcionamiento óptimo de la red neuronal con las conductas que lo promueven.